Música‎ > ‎

Micromúsica

Vengo escribiendo chiptunes desde que utilizaba trackers hace ya unos cuantos años. Siempre le he encontrado cierto encanto a escuchar música hecha con sistemas antiguos y reconozco que crear canciones así, encierra algún tipo de diversión pervertida. No se trata sólo de la nostalgia de 8 bits, sino del reto que supone hacer sonar bien un hardware de recursos tan limitados. Y no os creáis que soy tan raro, porque en el mundo hay mucha más gente como yo.

Empecé a interesarme por la música para la Nintendo de 8 bits cuando escuché por primera vez el FX! EP de Virt. Una pregunta común que me suelen hacer es "¿cómo se hace? ¿con qué herramienta". La respuesta puede parecer sorprendente, pero la verdad es que hay un buen puñado de maneras de hacer música para NES.

Existe un lenguaje basado en etiquetas denominado MML, que junto a un driver del chip de sonido de la consola (el famoso Ricoh 2A03) puede producir archivos .nsf (Nintendo Sound Format). Un valioso recurso es el descrito por Nullsleep en su página web. Hay alternativas software a este método, como por ejemplo NerdTracker  II (para DOS) y sobre todo Famitracker, que es el software que yo utilizo. Lo grande de Famitracker es que es una interfaz de las de toda la vida que funciona bien bajo Windows. Es muy fácil de manejar y el editor de instrumentos está genialmente diseñado. Ahora mismo creo que es la herramienta definitiva. Puedo genera archivos que puede leer mi consola desde Powerpak.

También hay una alternativa hardware, que es MIDINES. Es genial, pero difícil de conseguir (más todavía una versión PAL) y algo costoso (en comparación con el software gratuito).